En portada

Bernardo M. Rivadeneyra Perez

Cultura del Servicio y de la Innovación

RIVADENEYRA Y ASOCIADOS, S.C.P. (RAS)

Es una de las Firmas más modernas y reconocidas en servicios notariales y consultoría corporativa, con especial atención en empresas familiares, gobierno corporativo y mecanismos alternativos de solución de controversias.

Conociendo su perfil empresarial, solicitamos una entrevista a su fundador y director, el Notario Lic. Bernardo M. Rivadeneyra Pérez, quien generosamente accedió a compartir parte de los secretos tomados de las entrañas de esta Firma referente y que con orgullo encabeza.

Fuimos recibidos puntualmente. Desde la recepción sentimos un ambiente cálido, diferente y cordial. Observamos un edificio corporativo de los llamados “inteligentes”, dotado de alta tecnología y domótica, controlado en sus sistemas desde tabletas y teléfonos celulares. Observamos también hermosos adornos artesanales hechos en papel reciclado, que se obsequian a clientes y que nos comentaron, son realizados por mujeres del interior del estado con el papel que desecha la Notaría, reusándolo de ese modo, cumpliendo así con la práctica de responsabilidad social.

Con el reflejo de su sencillez, Bernardo nos recibió con un rico café y buen humor. Nos explicó el porqué de tantos detalles que observamos en una Firma de servicios como ésta. …“Todo es parte de nuestra filosofía corporativa, que es una de las mejores prácticas empresariales. Todos somos empresa, incluyendo a los prestadores de servicios profesionales como nosotros. Nuestra filosofía corporativa es nuestro ADN. Significa nuestra razón de ser, de hacer y nos da sentido. Nos permite comprender la institucionalidad y el respeto al despacho, le da su propia personalidad e integra a sus colaboradores en una sola organización con objetivos comunes.”

Bernardo Rivadenyra M Perez

No parece ser lo común pensar de esa manera, ¿por qué habría de ser diferente?
“Una Notaría como la nuestra, concebida en el contexto de innovación y servicio de alta eficiencia, debe ser una entidad de gran confianza y profesionalismo. Al igual que toda empresa vanguardista, durante varios años hemos ido adoptado internamente diversas prácticas corporativas, entre ellas la de gobierno corporativo, que marca el rumbo estratégico de la Firma, lo que nos ha permitido potenciar un desarrollo exitoso y crecer en diversos aspectos, sin que con ello se pierda el involucramiento, control y autoridad de la dirección en todos los asuntos. Nuestra filosofía corporativa nos proporciona identidad y nos hace diferentes, generando un sentido de pertenencia y orgullo en los colaboradores.

Y entonces ¿cuál es la filosofía corporativa en la Firma Rivadeneyra y Asociados?

“Seguimos los lineamientos de las mejores prácticas corporativas, asegurándonos de cumplir en las acciones diarias con las disposiciones de nuestro manual de operaciones. Consideramos estratégica la cultura del servicio y de la innovación. Nuestros colaboradores son extremadamente importantes. Estamos convencidos de que la plena satisfacción de nuestros clientes depende de todos los que integramos esta organización y de las herramientas humanas y materiales con las que contamos. Es importante seguir la misma línea, para llegar a objetivos concretos y medibles. Nuestro manual de operaciones, surgido de la experiencia de casi 30 años contempla nuestra identidad y estructura organizacional, así como nuestros procesos, conductas, objetivos, métodos, el código de ética, identifica riesgos, áreas de oportunidad, las reglas de confidencialidad y privacidad, las conductas para evitar conflictos de interés, las disposiciones para estudio y capacitación técnica como actividad prioritaria, etc., promoviendo el beneficio de la Firma por encima del beneficio personal. Pensamos que este último beneficio viene solo, como consecuencia natural.

Sabemos que por medio de la empresa las personas pueden demostrar sus capacidades, aprender, crecer, aportar y disfrutar de su desarrollo personal. En otras palabras, la empresa no debe ser sólo un medio para objetivos económicos, sino una oportunidad de realización personal, tanto para los dueños como para sus colaboradores, proveedores y clientes en su conjunto. Es así como entendemos que las empresas son siempre sociedades de personas, no solo de capitales.”

Hemos escuchado en algunas ocasiones que el Despacho Rivadeneyra y Asociados es una Firma “boutique”, ¿a qué se refiere?

“Supongo que se referirán a la especialización e implementación de nuestros servicios, que son cuatro: los legales corporativos, de notaría, los de mecanismos alternativos de solución de controversias (conciliación, mediación y arbitraje) y los de empresas familiares y gobierno corporativo, a través de las mejores prácticas.

¿En qué consisten esas áreas de especialización?

“Los servicios legales corporativos y de notaría son los tradicionales de estas áreas, sin embargo la experiencia nos ha permitido trabajar mucho en el diseño e implementación de sencillas o complejas estrategias jurídicas corporativas, desde la constitución de empresas, acuerdos de accionistas, emisión de valores, financiamientos, fusiones, escisiones y adquisiciones de negocios nacionales y extranjeros, hasta desarrollos inmobiliarios, especialmente los condominios. A petición de las autoridades, tuvimos la oportunidad de presidir el comité intersectorial que elaboró el proyecto de la nueva ley de condominios de Yucatán, finalmente aprobada en todos sus términos por el Congreso el año pasado y en el cual se contempló lo necesario para que Yucatán tenga el marco jurídico adecuado y moderno que detone con certeza al sector inmobiliario, con la modernidad necesaria, de clase mundial. Yucatán tiene condiciones para recibir inversiones y esta es un área de oportunidad.

Te puede interesar:  El poder de las expos

En cuanto a los mecanismos alternativos de solución de controversias, que básicamente son la conciliación, la mediación y el arbitraje, constituyen la gran oportunidad para las personas de buena fe. Estas herramientas aún empiezan a desarrollarse en México, cuando en países avanzados han demostrado su eficacia e implicado un cambio cultural en la sociedad, por la forma pacífica y negociada de prever o resolver fuera de los tribunales tradicionales los conflictos, que bajo nuestro concepto no necesariamente implican “pleitos”, simplemente significan diferentes maneras de ser, de pensar o de actuar, pudiendo ser todas legal y moralmente válidas. Según las estadísticas, el 90% de lo acordado con estos métodos alternos se cumple. La razón es simple: no hay un tercero que imponga la solución, es un “nos pusimos de acuerdo”. A diferencia de un juicio, donde siempre alguien gana y alguien pierde, aquí es un “gana-gana”. Son procesos confidenciales, voluntarios, flexibles, más ágiles, eficientes y mucho más económicos que los tradicionales, además que reduce el desgaste emocional.

Por otra parte, en México existen millones de empresas familiares y son la mayoría, de éstas, más de la mitad mueren cuando el fundador deja la empresa o fallece y un porcentaje muy pequeño logra sobrevivir a la tercera generación. Y este es un asunto muy serio y de grave responsabilidad para los fundadores, no sólo para con su familia, también para con sus proveedores, clientes, para la sociedad y desde luego para con sus colaboradores, que muchas veces entregan su propia vida a la empresa, y no es justo que esa fuente de empleo desaparezca porque el fundador no haya tomado oportunamente las medidas necesarias. Esta área ha sido muy exitosa, por lo sensible que es y porque los patriarcas están empezando a valorar la importancia de hacer algo que trascienda en beneficio de los demás, más allá de la vida de ellos mismos.

En cuanto al gobierno corporativo, México está en un momento clave. Los empresarios comienzan a reconocer la importancia de institucionalizarse y empiezan a percibir los beneficios de manera exponencial. Están visualizando casos de éxito de empresas que alcanzan la profesionalización, aportan y obtienen valor diferenciado, alta eficiencia, rentabilidad, credibilidad, confianza de propios y extraños, mayor reputación y mejores financiamientos, etc.”

Estamos enterados de que a nivel nacional presides la Comisión de Mejores Prácticas Corporativas de la Concanaco y también formas parte del Comité de Mejores Prácticas del CCE, quien emitió, revisa y actualiza el Código de Mejores Prácticas Corporativas para México ¿Qué experiencias has tenido en estos primeros meses de trabajo?
“Si bien, la aplicación de las recomendaciones del Código de Mejores Prácticas en México es normativamente obligatoria para toda empresa que cotice en la bolsa de valores, cualquier empresa, de cualquier tamaño y nivel de ventas, puede y debe adoptar esta recomendaciones para lograr su trascendencia, institucionalidad y sustentabilidad, planeando la sucesión generacional oportunamente. Ahora estamos revisando el Código y vamos a proponer la inclusión en él de los mecanismos alternativos de solución de controversias como una de las mejores prácticas.

Existe la equivocada creencia de que las Mejores Prácticas y el Gobierno Corporativo son exclusivamente para grandes empresas y consorcios, o que es un tema que se limita al cumplimiento de obligaciones o que es muy caro; cuando la realidad es todo lo contrario”

En el plano internacional ¿Qué tan desarrollado está México en el tema?

“En México, a comparación de otros países como Estados Unidos, Canadá, Chile, Finlandia y otros europeos, el gobierno corporativo es de relativamente reciente aparición y adopción. Si bien es cierto que ya hay empresas mexicanas que han implementado Mejores Prácticas y estructuras de Gobierno Corporativo y que el CCE en coordinación con otros organismos como la Bolsa Mexicana de Valores han hecho un importante trabajo de difusión, aún nos queda un largo camino por recorrer. Nos encontramos en una etapa de “evangelización” en la que se debe lograr un cambio en la cultura empresarial en el país.”

Te puede interesar:  Emilio Loret de Mola Gomory

¿Cuáles serían las claves para adoptar o seguir las mejores prácticas de gobierno corporativo, especialmente en empresas familiares?

“Consideramos dos factores clave. El primero, que los propietarios y más altos niveles de dirección estén informados y totalmente convencidos de la necesidad para su familia y empresa de adoptar tales medidas y en segundo lugar, que estén decididos y que se atrevan a hacerlo, aceptando los cambios naturales que ello implica.”

La globalización hace que el mundo empresarial sea cada vez más competitivo y que aquellas organizaciones que desean sobrevivir y lograr el éxito se encuentren frente al reto de innovar y mejorar constantemente, buscando siempre tener alguna ventaja competitiva o aportar un valor agregado al negocio. Para lograrlo es necesario generar confianza en los clientes, proveedores, accionistas, acreedores y todo interesado en el negocio, de modo que implementar Mejores Prácticas Corporativas y un buen Gobierno Corporativo resulta indispensable para ello. Por otra parte, los conflictos en las empresas familiares, que en la mayoría de los casos se presentan, resultan traumáticos y dolorosos para los propietarios, aunque la empresa en números esté bien.”

¿Cómo se lleva a cabo la implementación de la Mejores Prácticas?

“Cada empresa tiene necesidades diferentes, por lo que la implementación de Mejores Prácticas y Gobierno Corporativo debe ser un “traje a la medida”.

Es necesario hacer la distinción familia-empresa, estableciendo órganos familiares como el Consejo de Familia y la Oficina Familiar, y redactando el “Protocolo Familiar” o “Estatuto de Familia” en donde se estipulan clara y concisamente las principales reglas que norman las relaciones entre familiares y sus políticas respecto a la empresa familiar, incluyendo los valores y misión que inspiraron al fundador o los fundadores de la misma. Alineada la familia, se organiza al Consejo de Administración con consejeros independientes, patrimoniales y relacionados y los órganos de apoyo, como los Comités de Auditoría, de Evaluación y Compensaciones, de Planeación y Finanzas o de cualquier otro que sea necesario. También se organiza la oficina familiar.

Una manera sencilla y menos formal de empezar con la implementación y a experimentar los beneficios, es la integración del llamado “Consejo Consultivo”, el cual funciona de hecho como el Consejo de Administración, pero sin contar aún con la formalidad legal. Muchos empresarios que aún no están convencidos de los beneficios que resultan de la implementación del gobierno corporativo formal, utilizan esta figura para “probar”.

Tuvimos la oportunidad de conocer el centro tecnológico de la Notaría y nos quedamos sorprendidos ¿podrías platicarnos un poco de la capacitación e innovación?

“Consideramos que la actualización, tanto en materia legal y empresarial, como de tecnología, representa dos de los pilares más importantes de la Firma. En el aspecto de actualización para los abogados y consultores, es vital mantenerse informado de los dinámicos cambios que se realizan en el sistema jurídico y empresarial de nuestro país y del extranjero. Tenemos capacitación permanente, y, ante los nuevos procesos y escenarios, encontramos la oportunidad de aplicar la tecnología. Contamos con un robusto y eficaz sistema informático maestro (ERP) para todas nuestras áreas y servicios, incluso de administración, interconectados con dependencias gobierno, optimizando las operaciones. Además, a diferencia de los demás sistemas notariales existentes en el mercado, el nuestro es un sistema flexible y escalable que se adapta a las necesidades, incorporando en él permanentemente nuevos desarrollos y funcionalidades, siempre considerando la seguridad informática como una de las mejores prácticas, que es la de administración de riesgos.”

Para finalizar esta entrevista, comentaste el concepto de procurar que cada colaborador se desarrolle en plenitud en la empresa y sea feliz, ¿dónde converge la excelencia y la felicidad?

“Un concepto lleva al otro. La gente que es feliz puede alcanzar la excelencia, porque tiene plenitud para desarrollarla, y la gente que es excelente, es feliz. De otra forma es complicado trabajar a gusto, libre como debe ser. El trabajo debe representar la gran oportunidad para que el ser humano alcance la excelencia y la felicidad.”

Siempre debemos estar en un proceso intenso de aprendizaje y crecimiento. A nosotros nos falta mucho por hacer, pero seguimos construyendo y nos sentimos como nuevos.”

Agradecemos al Notario Lic. Bernardo M. Rivadeneyra Pérez el haber aceptado compartir sus conceptos y experiencias con Alianza Empresarial. Regularmente vemos a este tipo de Despachos en la práctica diaria elaborando escrituras, cerrando negocios, haciendo mediaciones, atendiendo a familias, y pocas veces nos detenemos a pensar que, al igual que cualquier otra empresa, también tiene una estructura institucional, con una filosofía corporativa que le da sentido a lo que hace.

Arriba