En voz del experto

CERTIFICARSE O MORIR

Los beneficios de estas certificaciones es incrementar el nivel de confianza, tanto con las autoridades como con los clientes

Mucho se ha escuchado en comercio exterior acerca de las certificaciones como proveedor confiable, como es el caso del Operador Logístico Acreditado (OLA) y el Nuevo Esquema de Empresas Certificadas (NEEC) que a partir del año 2012 el gobierno federal a través del servicio de administración tributaria (SAT) ha implementado para todos aquellos que forman parte de la cadena logística en nuestro país, lo anterior en cumplimiento de los parámetros establecidos por la Organización Mundial de Comercio (OMC) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) para tener acceso a la implementación mundial del Operados Económico Autorizado (OEA) .

Estas certificaciones no están orientadas a certificar la eficiencia de los procesos, sino el nivel de blindaje de las empresas en contra de una posible contaminación de sus embarques con drogas, armas, explosivos o productos químicos que pudieran ser utilizados para actos terroristas, entre otras actividades.

Las empresas que deseen pertener al NEEC deben cumplir ciertos requisitos, los cuales se pueden englobar en tres principios de cumplimiento:

– Fiscal
– Aduanero
– Seguridad

La empresa debe cumplir con estándares mínimos como son:

1.- Planeación de la seguridad en la cadena de suministros.
2.- Seguridad física de sus instalaciones.
3.- Controles de acceso a sus instalaciones o bodegas.
4.- Socios comerciales confiables.
5.- Seguridad de procesos para garantizar la integridad y seguridad de la mercancía.
6.- Gestión aduanera.
7.- Seguridad de los vehículos de carga, contenedores, remolques y semirremolques.
8.- Seguridad en el proceso de contratación del personal así como brindar capacitación.
9.- Seguridad de la información y documentación
10.- Capacitación en seguridad.
11.- Manejo e investigación de incidentes.

Los beneficios de estas certificaciones es incrementar el nivel de confianza, tanto con las autoridades como con los clientes, tendrán una constancia de profesionalización, buenas prácticas, calidad en sus procedimientos y personal calificado entre otros.

Hasta aquí todo me parece perfecto, si queremos permanecer en la competencia de servicios al comercio exterior, las empresas deben evolucionar hacia lo que los mercados internacionales nos requieran y nuestro propio entorno nos indique, ya que con los niveles de inseguridad que tenemos en el país, tomar estas medidas me parece muy apropiado tanto para las empresas que forman parte de la cadena logística como para el cliente final o consumidor. Sin embargo, hay algo en estas certificaciones que el gobierno federal no ha contemplado y es que en este tipo de certificaciones, también debería considerar a todas las dependencias de gobierno directamente relacionada con el comercio internacional, como por ejemplo la propia Aduana dependiente del Servicio de Administración Tributaria (SAT), la Secretaría de Marina, la Procuraduría Federal de Protección al ambiente (PROFEPA), la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), la Procuraduría General de la República (PGR), la Policía Federal entre otros.

Te puede interesar:  Estrategias Claves para que la Familia Empresarial se Mantenga en Armonía

En la mayoría de los delitos cometidos en México por la delincuencia organizada está la colusión de algún funcionario público derivado de sus facultades de comprobación. Por ejemplo, en las aduanas mexicanas, tanto en mercancías de importación como de exportación, autoridades como La Marina, SAGARPA, PROFEPA, PGR entre otros, tienen facultades de revisar las mercancías en el momento que lo requieran pudiéndose dar el caso de la contaminación de la misma. Fuera de la aduana, en las carreteras federales, autoridades como la policía federal y el SAT tienen facultades de revisión de las mercancías de comercio exterior aun y cuando las mercancías viajen en tránsito de aduana a aduana con los sellos fiscales correspondientes, en esos momentos se pudiera general la contaminación de las mercancías. No quiero decir con esto que no se realicen dichas facultades sino que esas facultades deberían tener protocolos de seguridad muy estrictos y normados bajo los mismos esquemas de seguridad que exigen las normas de certificación para los particulares. En la medida que esto suceda mejorará la credibilidad en nuestro país.

Arriba