Orgullo Yucateco

Don Adolfo Patrón Luján

Empresario, promotor del arte y filántropo mexicano nacido el 19 de diciembre de 1926 en Mérida, Yucatán, fundador de la actual Orquesta Sinfónica de Yucatán y ex presidente del patronato de la misma.

Realizó sus primeros estudios en la Escuela Modelo de Mérida, trasladándose después a la ciudad de México donde completó su bachillerato y obtuvo la licenciatura en química en la Escuela Nacional de Ciencias Químicas de la UNAM en 1949. Concluyó después la maestría en alta dirección en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE).

Trabajó desde joven en la empresa llamada Adhesivos Resistol fundada por su padre Rodolfo Patrón Tenorio, que producía adhesivos a partir del almidón de yuca, empresa que gracias a él creció hasta convertirse hacia la década de 1970 en una de las mayores compañías químicas de México. La empresa familiar se asoció con otras internacionales para constituir el Grupo Industrial Resistol que llegó a ser uno de los más diversificados consorcios químicos de México. También formó parte como consejero de otras empresas industriales como Crisoba, hoy parte de Kimberly Clark. Participó en Nylamid, Ecko, Electroquímica Mexicana, Ponderosa de Chihuahua, Siderúrgica Mexicana e Industrias Lanzagorta. Fue asimismo consejero de grupos financieros mexicanos como Banamex, Seguros América, Probursa, Sidek y Situr entre otros.

Fue presidente del Patronato de la Universidad Iberoamericana que le otorgó en 1987 la Medalla “Bene Merenti” por su labor como benefactor, y posteriormente, el Fondo Superior de Cultura del mismo, le otorgó el premio “Tlamatini” por su trayectoria.

Fundador del patronato del Conservatorio de Las Rosas en Morelia, Michoacán, conocido por la calidad de sus artistas egresados, fue además presidente y actualmente patrocinador de la Fundación Pro-ópera para la difusión de eventos nacionales e internacionales y promoción de nuevos talentos. Formó y presidió el Patronato de la Orquesta Sinfónica de Yucatán (desde 2015 lo relevó su esposa Margarita Molina Zaldívar) del cual ha sido el principal impulsor durante las últimas 25 temporadas.

Te puede interesar:  MARIO GAMBOA PATRON Y SU FUERTE COMPROMISO CON EL MEDIO AMBIENTE

Fue presidente del Patronato de la Universidad Iberoamericana, destruida por el temblor de 1979 y que don Adolfo contribuyó a reconstruir en la zona de Santa Fe, en la Ciudad de México. De los 19 a los 60 años su actividad estuvo centrada en el desarrollo y crecimiento de la industria y de nuevos productos.
Desde su jubilación a los 60 años, su principal tarea consistió en ser asesor y consejero de empresas, y sobre todo, se dedico a diferentes proyectos sociales y culturales. Al regresar definitivamente a Mérida inicio, sin planearlo, uno de los proyectos musicales y culturales mas importantes de las ultimas décadas en el estado: la formación de la Orquesta Sinfónica de Yucatán.

Con el objeto de fortalecer y mejorar la Orquesta Sinfónica de Yucatán, fundó su Patronato el cual se ha dedicado a consolidarla y que ha permitido que durante 25 temporadas, la agrupación musical sume excelentes conciertos, óperas y ballets.

Contribuyó además a la publicación de 5 libros sobre la cultura maya, a finales del año pasado publicó el libro titulado “Orquestas Sinfónica de Yucatán pasado y presente 1898-2015”. Patrocinó además la realización del libro “Teatro Peón Contreras”, “Biografía de un Monumento”, con motivo de los primeros 100 años del recinto.

Ha sido uno de los principales impulsores del Sistema Estatal de Orquestas y Coros Juveniles, logrando que jóvenes yucatecos tengan la oportunidad de aprender y promover la música.

Arriba