Mejores Prácticas

Innovar para sobresalir o estancarse y morir

La innovación en el consejo de administración

Por Lic. Luciana Molina Menéndez

En el mundo altamente globalizado en el que los negocios de hoy en día se desenvuelven, poseer ventajas competitivas es clave para la supervivencia y éxito de toda empresa. Una ventaja competitiva, como su nombre lo indica, te da una posición de privilegio o ventaja frente a tus competidores, de modo que los clientes del mercado en que te desempeñas identifican y diferencian tu marca o producto del resto de los que hay en el mismo, creando una preferencia específica con respecto a los otros. La ventaja competitiva puede consistir en diversos factores: calidad, precio, cantidad, estética, que brinde cierto “estatus”, accesibilidad, entre otros.

Ahora bien, crear y colocar en el mercado la ventaja competitiva que posee tu marca o producto es algo difícil, pero lo es aún más mantenerla con constancia para que se vuelva una diferenciación estable y te dé un beneficio a largo plazo; y para lograr esto resulta indispensable la cultura de la innovación dentro de la empresa.

Innovar es utilizar el conocimiento, y generarlo si es necesario, para crear nuevos productos, servicios o procesos, ya sean nuevos para la empresa, o mejorar los ya existentes, consiguiendo con ello tener éxito en el mercado, a través de la tecnología, del diseño, de la promoción, entre otros factores; y que, para lograrlo, implica un cambio en general para toda característica que construya el servicio o producto que tu empresa ofrece, es decir, que toda área o sector del negocio (producción, marketing, comercialización, venta, promoción, operaciones, administración, etc.) que tenga injerencia sobre el mismo, sea capaz de innovar constante y eficazmente.

Te puede interesar:  Revista Alianza Empresarial No. 23: Bernardo M. Rivadeneyra Perez

Si bien, como mencionamos, es necesario que todo sector o área de la organización posea una visión y ejercite una acción innovadora de manera constante, para lograr permearlo en todos los estratos es indispensable que el Consejo de Administración lo aborde de primera mano, ya que justamente de este órgano supremo de la empresa se derivan las políticas y directrices que encausan la misión, visión y valores de la empresa, así como los objetivos a corto, mediano y largo plazo, y las metas y proyectos que se quiere alcanzar exitosamente, todo lo cual debe estar trazado bajo una visión que impulse la innovación.

Un Consejo de Administración innovador necesariamente debe estar en una constante búsqueda del perfeccionamiento del servicio o producto y de la satisfacción del cliente, mejorando cada día su ventaja competitiva, teniendo siempre presente que la competencia es dura y que estancarse en la comodidad y en lo “ya conocido” puede traer consecuencias catastróficas a la empresa.

Para lograrlo es importante que, además de contar con una correcta estructura dentro del Consejo, en donde se incluyan consejeros independientes que realmente aporten valor y experiencia a las sesiones de Consejo, éste debe siempre rodearse y “empaparse” de opiniones e información de expertos, de estadísticas y análisis de datos reales y medibles, de lo que hace la competencia, de lo que sucede en el mundo y el mercado en el que tiene injerencia, de valorar distintos proyectos que impliquen no sólo nuevos productos o servicios si no la mejora continua de los que ya ofrece el negocio, de revisar a fondo las campañas de publicidad, de la imagen de la empresa, en donde hoy día resulta indispensable involucrar la responsabilidad social, de analizar el mercado y la competencia de manera constante y averiguar qué es lo que el cliente está buscando y crear una necesidad en éste.

Te puede interesar:  Surge Innovador proyecto en Yucatán para resolución de conflictos escolares.

La innovación no es sólo crear cosas nuevas, si no perfeccionar constantemente las que ya existen u ofrece la empresa. Es hora de que el Consejo de Administración de tu empresa destine tiempo y esfuerzo a construir este valor y permearlo en la organización. Muchos son los casos de empresas que en su momento fueron altamente exitosas y que han fracasado por la misma falta de innovación, como es el caso de la Kodak… y siendo un tema que puede llevar a la quiebra a la empresa, es de vital importancia que sea abordado por los niveles más altos de la misma, es decir, el Consejo de Administración.

Arriba