Mejores Prácticas

La implementación de Gobierno Corporativo

¡El momento es ahora!

Por: André Durán Martín*

Aún conociendo la existencia y los beneficios que puede originar un adecuado sistema de Gobierno Corporativo en las empresas, como son: mejoras en el financiamiento, decisiones más informadas, canales de comunicación determinados, desarrollo de una estructura corporativa funcional, organización de las empresas familiares, entre otros, una interrogante muy común que surge es, ¿Cuándo es el mejor momento para implementar esta Mejor Práctica Corporativa en las empresas?

Las respuestas que surgen entre los dueños de las empresas son muy variadas. Existen casos en donde se sostiene que el momento ideal para implementar el Gobierno Corporativo en una empresa es cuando se encuentra en su punto de madurez, ya que en este momento las preocupaciones por la consolidación de la empresa han quedado a un lado y se cuenta con la estructura y los recursos para llevar a cabo este proyecto.

Por otro lado, hay quienes buscan implementar un sistema de Gobierno Corporativo en las empresas desde sus inicios, ya que requieren estructurarlas ordenadamente y obtener sus beneficios desde el comienzo de su operación, debido a que esta Mejor Práctica Corporativa puede generar bases sólidas para el desarrollo de las empresas, preparándolas para su maduración.

De igual forma, hay accionistas que buscan implementar el Gobierno Corporativo cuando la empresa pasa por momentos difíciles, y al no poder resolverlos con su estructura, recurren al auxilio de expertos en temas de Mejores Prácticas Corporativas.

En otros casos, se busca implementar el Gobierno Corporativo cuando el fundador comienza a pensar en su plan de sucesión o simplemente quiere tomar unas vacaciones, pero siente que, al faltar él en la operación de su empresa, ésta no podría sobrevivir, ya que no existe una estructura corporativa y operacional que pueda funcionar sin su presencia.

Te puede interesar:  El Manual de Gobierno Corporativo

Estas son tan sólo algunas de las situaciones y preocupaciones que encontramos día a día entre los dueños de empresas micro, pequeñas, medianas y grandes sobre el momento ideal para implementar el Gobierno Corporativo. Todas estas razones son igual de válidas, ya que al final buscan la trascendencia de sus organizaciones.

A pesar de la necesidad percibida por implementar el Gobierno Corporativo en las empresas privadas, en algunas ocasiones este último paso no se realiza. Existen múltiples causas, como pueden ser dudas, desinterés o inseguridad. Para encontrar ese impulso extra que permita dar ese paso final para conocer y percibir los beneficios del Gobierno Corporativo, es preciso mencionar que los beneficios que se pueden obtener son exponenciales y constantes.

Ya sea que, al implementar el Gobierno Corporativo, se busque crear bases sólidas para su crecimiento, se organice la forma en la que opera una empresa, se busque resolver una situación o se tenga como fin una armónica sucesión del fundador, en cualquier caso, el Gobierno Corporativo generará un valor agregado a la empresa haciéndola más sólida, estructurada e institucional, logrando así su trascendencia a través del tiempo.

Por lo cual, independientemente de la situación en la que se encuentre una empresa, el momento justo para dar ese primer paso es ¡ahora y como esté! pues el futuro es incierto y no se sabe cuándo podría surgir un acontecimiento que cambie el rumbo de una empresa de forma inesperada, y lo mejor para estos casos es estar preparado para poder tomar cualquier situación como una oportunidad de desarrollo y crecimiento.

Una adecuada operación en las empresas es vital para su desarrollo, pero el orden en el proceso de desarrollo es esencial para su supervivencia.

Te puede interesar:  Carlos Ceballos y Ceballos

*Rivadeneyra y Asociados
Empresas Familiares y
Gobierno Corporativo

Arriba