Mejores Prácticas

La sucesión en la empresa

Y ahora… ¿Quién dirige mi empresa?

Por: Lic. Luciana Molina Menéndez

Frecuentemente escuchamos en el mundo empresarial que fundadores de negocios se preguntan: Y ahora, ¿quién va a dirigir mi empresa?

En muchos casos la respuesta es aparentemente sencilla e inmediata: “mi(s) hijo(s)”… lo cual es muy lógico, ya que naturalmente el fundador creó la empresa pensando en su patrimonio y el de sus descendientes, por lo que espera mantener el control de éste en manos de miembros de la familia.

Sin embargo, la respuesta a tan importante pregunta no debería girar en torno a sentimientos o decisiones relativas a la consanguinidad, sino al beneficio de la propia empresa. Así, la decisión sobre quién va a suceder al fundador debe basarse en la habilidad, ejecución, operación y resultados esperados. Una buena práctica para tomar este tipo de decisiones es el desarrollo de un Plan de Sucesión para la Empresa.

El Plan de Sucesión es la sustitución planificada, estudiada y organizada, en la empresa familiar, de un directivo o colaborador en lugar de otro que tenga los conocimientos, habilidades y características profesionales y personales ideales, con el objetivo de establecer un método para la permanencia de la empresa a través del tiempo. El Plan de Sucesión será el resultado de un conjunto de acciones y decisiones planeadas, debatidas y consensuadas por el fundador, el Consejo Familiar, en caso de que exista, la Asamblea de Accionistas, entre otros.

Son 4 los elementos esenciales que debe de contener el Plan de Sucesión:

  1.  Qué es el Plan de Sucesión: misión, visión, objetivos de sucesor, etc.
  2. Cómo se va a implementar: descripción de los procesos y métodos que se van a utilizar para su logro exitoso, de las etapas que se desarrollarán, de los órganos o personas facultadas para coordinarlo, etc.
  3. Cuándo va a surtir efecto: momentos y circunstancias en los que se aplicará.
  4. Alcance: dónde se va a aplicar en lo relativo a familia, patrimonio y empresa.
Te puede interesar:  Margarita Molina de Patrón

Elegir quién va a tomar el lugar de un fundador es algo crucial, ya que puede significar la permanencia y trascendencia o la quiebra de la empresa, y aunque en la mayoría de los casos siempre exista preferencia hacia la elección de miembros de la familia, es necesario contemplar alternativas externas, considerado a quienes por sus conocimientos o habilidades tengan mayor probabilidad de éxito en la conducción de la empresa, lo que al final se traduce en la conservación y crecimiento del patrimonio familiar, motivo por el cual inicialmente fue fundado el negocio.

Arriba